Del odio a la desidia solo hay un paso

La mente humana nos sorprende olvidando toda clase de malos momentos, abusos y dolor. Lo hace para que sigamos adelante y podamos vivir tranquilos sin rememorar una y otra vez las malas pasadas y quedarnos pretificados ante el miedo o la vergüenza.

Por ejemplo, olvidamos el dolor del parto para poder tener más hijos. Si no fuera así probablemente la humanidad se extinguiría o se hubiera inventado algo para que los hombres también pudieran vivir esa repugnante, reconozcámoslo, experiencia.

Pues bien, aunque la naturaleza lo intenta, a veces no cumple al 100% con sus trucos y pensamos y repensamos las cosas. Cerramos los ojos y vemos las mismas imágenes otra vez. Volvemos a sentir rabia y lloramos cuando nadie nos ve.

A todos nos gustaría olvidar ciertas cosas. Quizá valga la pena odiarlas para huir de ellas hacia un futuro mejor. Repite conmigo: “te odio tanto que no vale la pena que piense más en ti”.

No te sientes mejor inmediatamente pero a la larga ¡funciona!

Anuncios

Acerca de lanarizderosidepalma

Cansada de no saber redactar me propongo aprender a hacerlo mediante este blog. Si me sirve como terapia tampoco estaría mal... ;)
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s